Cuidados

Estas instrucciones tienen por finalidad guiar al nuevo propietario de un gato MOON CHARM Persa en su cuidado y mantenimiento. Si usted establece una rutina de peinado diario, seguida de cariño, un premio o un rato de juego, su gato va a aprender a aceptar el inevitable peinado como parte de la vida de un gato persa sano.

    1. El gato debe ser peinado gentilmente todos los días con un peine ancho metálico de buena calidad, desde la cabeza a la cola prestando especial atención debajo de las piernas delanteras, alrededor de las orejas, en la barriguita y entre las patas traseras. En estos sitios se forman nudos fácilmente y es por eso que se deben peinar diariamente!
  1. El peinado debe ser realizado de manera gentil, evitando halar la piel. El peinado diario tiene el propósito de evitar los nudos, no de quitar el pelaje del gato. Adicionalmente al peine metálico, a mí también me gusta usar un pequeño cepillo para “airear” el pelaje. Debe encontrar un cepillo que no tenga “bolitas” en las puntas para que pueda halar suavemente la piel. Ocasionalmente, puede usar un cepillo más resbaladizo para las axilas o en la barriguita. El área alrededor de los ojos debe ser lavada diariamente con un “Kleenex”, un paño limpio o una mota de algodón humedecida en agua tibia y después escurrida. El cuidado de esta área evitará el oscurecimiento alrededor de los ojos que algunas veces ocurre con los gatos persas de cara plana. Ud. también puede limpiar el pelaje alrededor de los ojos con una solución de ácido bórico comprada en cualquier farmacia. Esta solución también ayuda a deshacerse del oscurecimiento en el pelaje. Humedezca un hisopo o mota de algodón con la solución de ácido bórico, enjuague el área alrededor de los ojos y finalice con una servilleta removiendo el exceso de solución y secando la piel. Una vez que el área esté bien seca Ud. puede “untarla”, por medio de un hisopo o un algodoncito cosmético, con una mezcla de 50% ácido bórico en polvo y 50% de almidón de maíz (cornstarch).
    Tenga mucho cuidado en no hacer daño a los ojos con el hisopo. Este polvo aplicado debajo de los ojos puede absorber cualquier lágrima que caiga durante el día. Recientemente he descubierto un nuevo polvo para el cuidado de los gatos que funciona muy bien para prevenir el oscurecimiento de los ojos y ayuda mucho a los gatos que tienen abundante secreción lacrimal. Este polvo se aplica en el área debajo de los ojos como está descrito arriba por medio de un hisopo o un cepillo de cosmética. Con este procedimiento, se disimula el lagrimeo  y se cubre cualquier oscurecimiento con una maravillosa apariencia blanca. Este polvo “milagroso” se llama  Eye Grooming Powder y lo vendemos  a precios razonables. Cada dos meses (o más frecuentemente si es necesario) se debe limpiar la parte interna de las orejas con un hisopo cuidando de no introducirlo mucho en el oído. También se pueden limpiar los pabellones de la oreja con un pañito humedecido en agua tibia para eliminar cualquier sucio o cera que tengan. Yo también uso el producto “Vet Solutions Ear Cleansing Solution” que se puede comprar con un veterinario. Es importante tener un “arañador” para el gato, pero aún con éste, se deben cortar las uñas delanteras y traseras cada mes. Su veterinario puede enseñarle como cortarlas sin hacerle daño al gato. Un cortador de uñas para gato es barato y relativamente fácil de manipular una vez que uno se familiariza.
  2. Para una “mascota” persa que se limpie bien ella misma, sólo necesitará un baño al mes. Primero peine el gato cuidadosamente sin dejar nudos. Recuerde que el baño no va a hacer que desaparezcan los nudos, sino que los va a poner peor. Si hay nudos que no pueda remover, coloque un peine entre el nudo y la piel del gato y entonces corte el nudo.
  3. Algunos propietarios de persas prefieren mantener el pelaje de la barriga afeitado ya que es la zona donde se presentan los nudos con más frecuencia. Para el baño mensual, el primer paso es usar Lavaplatos (Ivory Liquid Dishwashing Detergent) diluyendo 1 parte de lavaplatos en 7 partes de agua tibia. Moje bien al gato y aplique la solución de lavaplatos. Restriegue bien las patas, piernas y cola. No restriegue el cuerpo con fuerza porque puede generar nudos. Lave bien debajo de las piernas y por detrás. Enjuague el gato con abundante agua tibia. Repita este procedimiento una vez más y luego enjuague… enjuague… y enjuague con mucha agua. Usted puede dejar el baño hasta aquí o aplicar un champú. En ese caso use un champú humano de buena calidad. Yo prefiero Pantene diluyendo una parte de champú en 7 partes de agua tibia para la mayoría de texturas de piel de gatos persas. Después de una buena aplicación de Pantene, enjuague… enjuague… y enjuague con mucho agua tibia. No es posible enfatizar más la importancia del enjuague: cualquier residuo de jabón o champú que quede en el pelo del gato va a dificultar el trabajo de secado y podrá el pelo pajizo una vez que esté seco.
  4. Es mejor bañarlos con un grifo manguera para poder alcanzar todas debajo del gato, alrededor del cuello, etc. A los gatos usualmente no les importa bañarse, es el sonido del agua lo que los asusta!! Después del baño, seque el gato con la ayuda de una toalla y termine con un secador de mano puesto a baja potencia y poco calor. Puede usar un cepillo para airear el pelaje mientras está secando. Asegúrese de dejar el gato completamente seco!!! Repito: si quedan zonas de pelo húmedas (en las piernas, barriga, atrás…), éstos van a ser los PRIMEROS LUGARES donde van a aparecer los nudos. Este proceso completo va a tomar una hora por lo menos, pero el resultado final va a ser un gato limpio, bien enjuagado, seco, y FELIZ!!!